LinternasProfesionales
Banggood
Nitecore ES

martes, 8 de abril de 2014

SUNWAYMAN F10R Falcon

SUNWAYMAN F10R Falcon
LED: CREE XM-L2 + 2x 5mm RB LEDs
Batería: 1x (R)CR123a
Modos: 8 (Turbo(+High), Med, Low, Strobe, Red, Blue, Police Strobe, SOS)
Interruptor: Forward +Twisty
Fecha: Abril 2014
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
Sunwayman acaba de lanzar una nueva gama de linternas, la serie Falcon, que consiste en (hasta la fecha) tres modelos con un denominador común: La capacidad de ofrecer luz multicolor gracias a varios LEDs de 5mm integrados en sus reflectores. Ya hemos visto esta tendencia en otras conocidas marcas como Nitecore (SRT, Chameleon…) o en la exclusiva JETBeam TCR10. La gama Falcon consiste en tres linternas: F10R, la cual vamos a revisar hoy y que es la más pequeña de la familia, alimentada por una batería CR123 o RCR, la F20C que es similar a la F10R solo que alimentada por una 18650 y la recientemente anunciada F40A, una multi-AA similar a la D40A en formato.
La F10R Falcon viene en una pequeña caja de cartón, y se acompaña de un austero juego de juntas de recambio, una correa muñequera estándar, así como de un manual de instrucciones y tarjeta de garantía. Una vez más Sunwayman omite una incluir una funda o holster.

ACABADO EXTERIOR:
El aspecto exterior de esta F10R es el de una linterna ampliamente sobredimensionada para el segmento en el que se mueve, el de linternas alimentadas por una batería CR123 o RCR / 16340. 
Tiene un diseño bastante original, con una enorme cabeza, con unas dimensiones similares en lo que a óptica se refiere a las linternas que utilizan módulos P60. 
La óptica cuenta con un reflector liso de dimensiones considerables en el que hay integrados dos pequeños LEDs de 5mm diametralmente opuestos, responsables de la iluminación en azul y rojo, y en el centro un XM-L2 (de bin desconocido). 
La lente de cristal cuenta con tratamiento anti-reflejos como es costumbre en las piezas de Sunwayman, con el típico halo violeta. El bisel es de acero pulido, y es liso sin almenas un díselo agresivo.
La cabeza cuenta con un mecanizado peculiar, en el que encontramos dos pistas de knurling no demasiado agresivo.
En la parte interna, vemos un diseño de bastante pintoresco, con el driver montado en lo que parece un gran pedestal de aluminio mecanizado directamente sobre el chasis de la linterna. 
El circuito está recubierto por un disco de plástico negro, dejando ver en su centro un contacto para el polo positivo de la batería que sobresale ligeramente de su perfil, por lo que la F10R puede ser utilizada con baterías flat y button top.
Las roscas son de corte triangular, y no están anodizadas. Además cuentan con un curioso corte que coincide con la instalación del clip, permitiendo retirarlo a través de dicho surco.

El diseño del clip permite fijar la linterna en ambas direcciones sin necesidad de invertir su posición. Tiene una tensión bastante bueno, y especialmente en su sección que nos permite fijar la linterna “boca abajo”. El clip parece estar construido en acero, con el típico baño de titanio y acabado arenado que otras Sunwayman como la M11R ofrecen.
El tubo cuenta con un diseño mono bloque, estando el interruptor instalado mediante una anilla de acero roscada en el tail, similar al diseño de la V11R. El tacto del interruptor forward es bastante bueno, con un punto de activación situado alrededor del 50% del recorrido completo hasta oír el click. Está recubierto por la típica funda de silicona negra. Rodeando el pulsador hay tres almenas con sendas perforaciones para la instalación de la correa muñequera, que a su vez permiten colocar esta F10R en tailstand de forma sólida y segura.

INTERFAZ DE USUARIO:
Sunwayman nos ofrece un interfaz de usuario bastante atípico en esta F10R, con dos grupos de modos independientes seleccionables mediante el roscado parcial o completo de la cabeza de la linterna.


  • Grupo principal: Este grupo contiene los modos de luz blanca ofrecidos mediante el XM-L2. Para acceder a estos modos lo haremos con la cabeza de la linterna completamente roscada. La linterna cuenta con 4 modos, Turbo-Medio-Bajo-Estrobo, seleccionables mediante pulsaciones parciales utilizando el encendido momentáneo. Una vez en el modo deseado, pulsamos hasta hacer click para fijar el modo.
  • Grupo de modos especiales: Este grupo secundario aglutina los modos con los LEDs de color, y es accesible mediante un leve desenroscado de la cabeza de la linterna. La secuencia es Rojo-Azul-Estrobo policial-SOS con luz roja. Al igual que con el grupo principal de modos de luz blanca, seleccionamos el modo deseado mediante pulsaciones momentáneas y lo fijamos mediante pulsación completa.



  • Memoria de modo: Ambos grupos cuentan con memoria de modo, por lo que al apagar la linterna (por más de 2 segundos), el modo es memorizado y la linterna accederá a este en su próximo encendido.


(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)
La lectura de modos mediante el test en esfera integradora nos muestra como esta Sunwayman cuenta con una buena concordancia entre los valores especificados por el fabricante y los medidos en esfera integradora.
El reparto de los modos parece bien proporcionado, y me ha llamado bastante la atención la diferencia entre la lectura de la luz roja y azul, siendo la roja mucho más débil a simple vista pero estando ambas especificadas con la misma intensidad.

RENDIMIENTO:
La F10R cuenta con un stepdown controlado por tiempo para su modo Turbo, que a los 3 minutos de uso continuo baja automáticamente un nivel y accede al modo High (modo no seleccionable mediante el interfaz de usuario) quedando su salida menguada en aproximadamente 220LM, prácticamente 100LM menos de lo que ofrece a los 30 segundos de su encendido. Me sorprende bastante ver como la salida parece en constante declive en su regulación para RCR, especialmente por la gran masa para disipar el calor con el que esta “pequeña” linterna cuenta.
Comparada con otras linternas, la F10R ofrece un rendimiento bastante por debajo de la media, pero en contrapartida es capaz de rascar algo de runtime con luz usable por más minutos que otras linternas más potentes.

PROYECCIÓN:
El reflector liso de esta F10R, aun estando perforado para dejar pasar los encapsulados de los LEDs bicolor, ofrece una proyección libre de cualquier aberración, aunque algo de luz alcanza las ópticas de los dos pequeños LEDs y es rebotada fuera de los límites habituales. Este efecto es solo apreciable en interiores, ya que dicha luz rebotada tiene poca intensidad y solo la apreciaremos en paredes claras muy próximas a la linterna. El XM-L2 con el reflector relativamente grande y profundo para este tipo de linternas crea un hotspot bastante definido y pequeño por lo que se obtiene un alcance extra frente a linternas del mismo segmento que utilizan reflectores más pequeños. La transición entre el punto central y el spill es bastante gradual, sin un límite entre ambos demasiado marcado.
El tinte frio del XM-L2 está dentro de lo habitual con un halo amarillento en la transición entre el hotspot y el spill bastante marcado, como es habitual en muchos XM-L2.


La proyección de la luz de color por los dos LEDs de 5mm tiene la habitual concentración de aberraciones típicas de este tipo de LEDs. Además el color Rojo es marcadamente más débil y tenue que el azul.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
En general no termino de entender el concepto bajo el cual Sunwayman ha diseñado esta F10R, una linterna de aspecto robusto y excesivamente voluminoso para el tipo de batería que utiliza. Si nos fijamos en el segmento de linternas para CR123a que la propia Sunwayman ofrece, advertiremos como hasta la fecha el tamaño y peso de sus modelos de referencia, las archiconocidas V11R o M11R, han sido siempre algo intermedio, sin llegar a ser extremadamente livianas o compactas pero siempre manteniendo en esencia un diseño compacto y usable. 
Sunwayman F10R · Klarus P1C · Sunwayman V11R · Fenix PD12 · Olight S15 Baton · RCR123
Aspectos negativos: El más importante de todos los aspectos negativos que voy a resaltar de esta F10R es sin duda su interfaz de usuario. Un interruptor forward para la selección de modos es realmente un suplicio, especialmente si entre los modos se encuentra un estroboscópico por el cual tenemos que pasar si o si cuando queremos pasar del modo medio o bajo al Turbo. No veo justificable el stepdown por su moderada salida y disponer de generosa masa para disipar, y el modo Alto solo accesible mediante el uso continuo del turbo no me parece muy acertado. Además, el gran diámetro de la cabeza y la pequeña sección del cuerpo hacen casi imposible el cambiar de grupo de modos con una sola mano. Las roscas no corren suaves, y la presión que el o-ring ejerce hacen del roscado y desenroscado una tarea bastante engorrosa. Veo con cierta preocupación como la reciente fiebre por la luz multicolor que los fabricantes están sufriendo no evoluciona y se queda casi estancada en los LEDs de 5mm con varios colores que ofrecen una proyección lamentable, especialmente cuando están instalados dentro de un reflector para otro LED, algo que solo amplifica y multiplica las típicas aberraciones producidas por la posición excéntrica de los segmentos para cada color dentro del encapsulado de dicho emisor. El tamaño y peso de la linterna son un hándicap enorme ya que difícilmente sus prestaciones pueden justificar semejantes dimensiones. 

Aspectos positivos: El mecanizado de las piezas es excelente, así como el anodizado negro. Me ha gustado bastante el reparto de los modos principales de luz blanca, así como el excelente tacto de su pulsador momentáneo en el tailcap. La linterna parece robusta y seguramente aguantará un uso intensivo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!